jueves, 12 de junio de 2008

IRRITABILIDAD EN LAS PLANTAS

Las plantas no poseen sistema nervioso. El brote del vegetal se orienta a si mismo,

De modo que aumenta su oportunidad de fotosintetizar. Las raíces crecen de manera que cumplen con un consumo eficiente de agua y minerales. Las flores se orientan para favorecer oportunidades de floración y la germinar de las semillas se regula para aumentar las oportunidades de un desarrollo futuro. Estas complejas actividades necesitan una integración y la forma en que se coordina y regula el crecimiento de la planta, comprende mensajeros químicos llamados hormonas. Estas no se producen en las glándulas especiales especializadas como en los animales si no en grupos de células no especializadas, generalmente de tejido
meristemático que se localiza en extremos de la raíz, del tallo y de las ramas y en las yemas axiales donde brotaran las hojas, de estos lugares serán transportadas por los liberianos al sitio donde actuaran, los efectos principales de las hormonas vegetales son regular al crecimiento de la planta: iniciar la floración y producción de frutos; estimular la formación de raíces advertencia; inhibir la caída de las hojas y frutos.















La acción de las hormonas vegetales fue observada por Charles y Francis Darwin en el siglo pasado y actualmente ya se conocen algunas de ellas, se conocen en su composición química y forma de actividad. Los Darwin tomaron unas plantas pequeñas de roble iluminaron algunas puntas un lado como se esperaba, los capuchón negro o si se eliminaba y luego se iluminaba la planta, no ocurría el desdoblamiento, cuando el tallo se cubría con un tubo negro y se dejaba la punta sin cubrir, el brote se dirigía hacia a la luz, llamado fototropismo.
Nota: palabras claves:
  • Geo= Tierra
  • Foto= Luz´
  • Hidro= Agua
  • Tropismo= Movimiento
  • Positivo= Cuando se acerca al estímulo
  • Negativo= Cuando se aleja del estímulo

TIPOS DE RESPUESTA VEGETAL



-->
a) Tropismos:

El tropismo vegetal
Tropismo (del griego, tropos, vuelta), movimientos automáticos e invariables, de origen hereditario, que se producen como respuesta a estímulos determinados. Si el movimiento se dirige hacia la fuente del estímulo, se llama tropismo positivo y si se aleja de la fuente del estímulo, tropismo negativo. Un organismo puede presentar un

tropismo unas veces positivo y otro negativo ante el mismo estímulo, dependiendo de la intensidad del estímulo y de las condiciones fisiológicas del organismo. La proporción de respuestas aprendidas, en contraposición con las estereotipadas, aumenta con la complejidad de los seres, en la escala evolutiva.
Cuando la planta se orienta hacia un determinado estímulo, por ejemplo el Fototropismo se produce como una respuesta hacia la luz (estímulo luminoso), e implica un crecimiento del vegetal. Los tallos tienen un fototropismo positivo,porque el crecimiento se orienta hacia la luz. En la raíz se observa un fototropismo negativo, porque crece en dirección opuesta a la luz. Las hojas se mueven en dirección a la luz. Otro movimiento es el geotropismo , que se manifiesta en función a la gravedad. El tallo crece en sentido opuesto a la fuerza de gravedad, por lo que presenta un geotropismo negativo.

Geotropismo positivo presentan la raíces que crecen en sentido de la gravedad, en ocasiones la raíz está en geotropismo negativo cuando hay más agua en la superficie del suelo que en la profundidad.

En este caso, las raíces tienden a crecer hacia la fuente de agua, en respuesta al hidrotropismo. Las plantas trepadoras o enredaderas dependen de un soporte, ya sean otras plantas o superficies. Latendencia a trepar responde al contacto con tales soportes y se conoce como tigmotropismo. 

Las enredaderas trepan y se sujetan, bien enrollando sus tallos La raíz en cambio, crece en dirección a la gravedad, es decir, presenta un geotropismo positivo 

En el crecimiento de las plantas también se han observado otras respuestas de este tipo. Cuando una semilla germina, la radícula crece hacia abajo, independientemente del sentido en que haya sido plantada. 

A este crecimiento orientado se le llama geotropismo positivo, que permite a la planta afianzarse en el suelo Cuando la radícula crece hacia arriba, es decir alejándose de la tierra, el fenómeno se conoce como geotropismo negativo.



El geotropismo positivo de las raíces puede modificarse si alrededor de otras plantas u objetos, como por ejemplo la capuchina y el muérdago, o bien desarrollando órganos filiformes, constituidos por hojas o tallos modificados, llamados zarcillos, como el caso del guisante de olor y la hiedra de Boston, o formando raíces aéreas, como la hiedra común y el filodendro. En 1975, algunos científicos observaron que los tallos de este tipo de plantas se extendían por el suelo hacia objetos verticales a los cuales trepaban, en respuesta a estímulos de sombras en las inmediaciones. Esta respuesta se llamó escototropismo, crecimiento hacia la oscuridad.

a) fototropismo: era el resultado de una reacción de la punta del brote, dedujo que había de haber “algo“ en el extremo del brote que actuaba sobre la porción inferior haciendo que la planta creciera inclinada hacia la luz.

b.- Nastias-:

Son movimientos de órganos vegetales, en particular de hojas y pétalos, como respuesta a estímulos externos. Estos movimientos, a diferencia de los tropismos no se dirigen en la misma dirección del estímulo y no presentan un aumento de la masa vegetal. Produce un movimiento sin orientación y pasajero, puesto que el vegetal vuelve a su posición inicial al cabo de poco tiempo.

Existen varias clases de nastias: Las sismonastias y las quimionastias.
  • las sismonastias: Que se producen cuando los estímulos son golpes o sacudidas a un vegetal, como cuando por ejemplo-. Mimosa Púdica comúnmente llamada uña de gato, que al ser tocadas sus hojas se pliegan y toman el aspecto marchito contrayendo sus hojas sobre el tallo como si se cerraran o la modificación de movimientos de hojas de las plantas carnívoras al posarse un insectos sobre ellas.

  • Las quimionastias: o respuesta al estímulo de determinadas sustancias, el agua generalmente; y las fotonastias, o respuestas a estímulos luminosos, como cuando las hojas de la acacia o del trébol varían su posición al atardecer, mientras que el sandiego de noche abre sus flores y las margaritas las cierran al ponerse el sol.
c.- Ritmos circadíanos y relojes



Son cambios que experimentan las plantas en consonancia con estímulos ambientales y de acuerdo a unos estímulos biológicos prederminados. Dentro de éstas tendríamos, por ejemplo, los movimientos fotoperiódicos y estaciónales, que son respuestas de los vegetales a las variaciones de la luz solar entre el día y la noche y entre las estaciones y otras. Estos cambios se manifiestan en la distinta posición de las hojas, en el cierre nocturno de las flores, periodo de floración, la germinación de semillas, etc. Se llevan a cabo porque los vegetales presentan proteínas fotorreceptoras, llamadas fitocromos, que activan hormonas femeninas, siendo entre ellas las auxinas. La luz y la temperatura parecen ser los estímulos exteriores que más influyen en estos cambios.

¿Cómo puede una planta de espinaca distinguir un día de 14 horas de un día de 13,5 horas?. La medición del fotoperíodo requiere, por un lado, de fotorreceptores que permitan distinguir el día de la noche y, por otro lado, de un mecanismo que mida las horas de oscuridad. En cuanto a los fotorreceptores, se sabe que tanto los fitocromos como los criptocromos están involucrados. El tema pendiente es, ¿Cómo miden las plantas la duración del periodo oscuridad?

Esta pregunta nos lleva a otro grupo de fenómenos fácilmente observables. Algunas especies de plantas tienen flores que se abren por la mañana y se cierra al atardecer. Otras extienden sus hojas a la luz del sol y las pliegan hacia el tallo durante la noche. Ejemplo: Las hojas de la planta vinagrillo que pliega sus hojas durante la noche.

Una hipótesis reciente, pero aún sin pruebas, es que los "movimientos de sueño" evitan que las hojas absorban la luz que refleja la luna en las noches muy claras, protegiendo los fenómenos fotoperiódicos. Estos movimientos diurnos continúan aunque las plantas se mantengan en condiciones lumínicas constantes. Todos los biólogos están de acuerdo ahora en que los ritmos circadianos son endógenos, o sea, se originan dentro del propio organismo y son controlados por lo que se conoce como reloj biológico.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Bienvenidos!